PASTEIS DE BELEM

Elaboración

Hoy viajamos hasta Portugal, en concreto, hasta su conocido barrio de Belém donde se elaboran uno de los dulces más ricos y típicos de Lisboa: los PASTEIS DE BELÉM. Si ya los has probado, seguro que se te hace la boca agua al pensar en ese hojaldre relleno de crema tostada.

Tanto si los has probado como si no, te aconsejamos que hagas esta receta y que disfrutes de uno de los dulces más sabrosos.

 

INGREDIENTES (12 pasteles):

  • 250 ml de leche entera
  • 1 limón
  • 1 palo de canela
  • 180 g de azúcar
  • 90 ml de agua
  • 30 g de harina de trigo
  • 4 yemas de huevo
  • 350 g de hojaldre de mantequilla
  • 10 g de mantequilla
  • Necesitarás también 12 moldes para pasteles o una bandeja de muffins

 

MODO DE PREPARACIÓN:

  1. En primer lugar, ponemos a calentar 250 ml de leche entera en un cazo a fuego medio junto con la piel de 1 limón y 1 palo de canela partido en dos. Al pelar el limón asegúrate no retirar la parte blanca del cítrico (albedo) para que no amargue.
  2. Cuando la leche rompa a hervir, retírala del fuego, tapa el cazo y déjala reposar 10 minutos. De esta manera la leche infusionará y cogerá el aroma de limón y canela tan característico.
  3. A continuación, mezcla 180 g de azúcar con 90 ml de agua en otro cazo y ponlo a hervir 3 minutos para crear un almíbar suave.
  4. Una vez que la leche ha reposado, retira el limón y la canela y añade 30 g de harina de trigo tamizada. Es importante que la tamices para que no salgan grumos. Agita enérgicamente con unas varillas hasta formar una mezcla uniforme y caliéntalo a fuego suave hasta que espese. Tendrás que remover con frecuencia para que no se pegue al fondo.
  5. Una vez haya espesado, retíralo del fuego y comienza a incorporar el almíbar y la harina poco a poco en la mezcla de leche. Es importante hacerlo gradualmente para evitar grumos y lograr una consistencia lisa y uniforme.
  6. Coge los 4 huevos y separa las yemas de las claras para añadir las yemas a la crema. Vuelve a mezclar bien hasta obtener una crema de huevo suave y brillante.
  7. En este punto llega el momento del montaje. Primero, precalienta el horno a 250 ºC, con calor arriba y abajo. A continuación, coge el hojaldre de mantequilla (con una lámina y media de las que venden cuadradas, te será suficiente) y enróllalo sobre sí mismo.
  8. Córtalo en 12 trozos iguales y coloca cada uno ellos en los huecos de la bandeja de muffins (o en cada molde individual de tartaletas) previamente engrasados con un poco de mantequilla si fuera necesario.
  9. Ahora tienes que ir extendiendo cada trozo de hojaldre con los pulgares desde el centro hacia afuera para cubrir la base y las paredes de cada uno de los moldes.
  10. En cuanto lo tengas listo, vierte la crema de huevo en cada uno de los moldes sin llegar a cubrirlo por completo. Ten en cuenta que la masa subirá durante la cocción.
  11. Pon la bandeja en el horno a media altura y hornea de 10 a 15 minutos a 250 ºC o hasta que estén dorados al gusto.
  12. Cuando estén dorados, saca los pasteles del horno y déjalos templar 5 minutos en el molde, para luego cambiarlos con cuidado a una rejilla y que se enfríen correctamente.
  13. Y ya estarían listos para disfrutar. Puedes comerlos así o espolvorear canela o azúcar glass por encima.

 

¡Que aproveche!